Si desea cambiar el color del Texto, por favor haga click en los cuadritos que se muestran.


es un movimiento de carácter político, constituido por “ciudadanos uruguayos”, creado con la finalidad de ampliar el ejercicio directo de la soberanía, permitiéndoles en la mayor medida posible, acceder directamente a la función de gobierno.

Entendemos que en la actualidad es posible que los ciudadanos participen directamente en las cuestiones de gobierno, apoyados fundamentalmente en medios informáticos, sin necesidad de que representantes decidan por ellos, en cada tema a resolver.

Los Principios rectores de esta nueva fuerza son:

- Libertad del individuo en su más amplio sentido, dueño de sí mismo y de su cuota parte del destino de la Nación, ejercida en forma directa y responsable
- Igualdad de oportunidades y Educación Universal, para obtener el máximo desarrollo de las potencialidades individuales y colectivas
- Solidaridad, Justicia y Paz, como ejes de las relaciones individuales e internacionales

El pleno desarrollo de estos Principios, requiere en forma ineludible la devolución del mando a su legítimo y original dueño, el Ciudadano. Para la realización de este objetivo, con la firme convicción de cumplir estrictamente con la Constitución y la Ley, se utilizan los mecanismos político-partidarios vigentes, así como los de Democracia Directa previstos en las mismas.

Con este propósito, aún cuando el carácter partidario de la institución está determinado por las circunstancias políticas y no por su vocación, se buscará participar de la mecánica electoral a efectos de obtener Representantes que serán exclusivamente la mano alzada de las decisiones de quienes los mandatan. Asimismo se proponen reformas constitucionales que permitirán a la ciudadanía expresar su voluntad de mejorar diversos aspectos del funcionamiento de la Nación.

En concordancia con sus Principios, la única autoridad del Movimiento es la ASAMBLEA CIUDADANA VIRTUAL, integrada de pleno derecho por todo “ciudadano uruguayo” que lo desee, cumpliendo con el único requisito de inscribirse, adhiriendo a los Principios del Movimiento. Sus mandatos serán, para los representantes que pueda obtener en la contienda electoral, estrictamente obligatorios.

Las relaciones con los organismos y la fijación de agenda será ejercida por una Comisión Administrativa elegida por la Asamblea Ciudadana Virtual una vez al año. Esta Comisión no representa al Movimiento, solo administra su funcionamiento, sirviendo de nexo entre el espacio virtual y las entidades con las que deba relacionarse.

Ponemos nuestras esperanzas en esta nueva forma de realizar el quehacer político, que promueve un mayor compromiso e información de los ciudadanos, al tiempo que evita el riesgo (siempre presente en la actualidad) de que los representantes asuman posiciones distintas de las que hubieran sostenido sus votantes, aún en temas clave de la agenda política.

Estamos convencidos de que la Democracia Representativa ya no es capaz por si sola de dar solución a los problemas con que nos enfrentan los nuevos tiempos, sus vicios no son casuales, ni imputables a unos pocos individuos incompetentes o corruptos, son el resultado del ejercicio de sus mecanismos, intrínsecas a su funcionamiento.

La no tiene dogma, solo busca que el hombre sea responsable de su destino individual y fortalezca el compromiso con su sociedad, inevitablemente la madurez de los pueblos conducirá a ese camino.

La ciudadanía uruguaya puede ser pionera, tiene la madurez para decidir por si misma, sin intermediación alguna, lo que más le conviene. Cuanto pueda faltarle en conocimiento lo suple con creces con sentido común y honestidad, lo ha demostrado toda vez que fue necesario, escribiendo gloriosamente las páginas de su Historia reciente.

El Movimiento por la es un instrumento que permitirá a la ciudadanía del Uruguay asumir su responsabilidad de gobierno de manera plena y eficaz. Para la realización de tan trascendente objetivo, adhiero por la presente a los Principios arriba expresados.