Si desea cambiar el color del Texto, por favor haga click en los cuadritos que se muestran.


DEL MOVIMIENTO

Art. 1 El movimiento DEMOCRACIA DIRECTA INFORMATIZADA, según se expresa en su Declaratoria de Principios, es una asociación de “ciudadanos uruguayos” que, convencidos de la superioridad de la Democracia Directa sobre la Democracia Representativa, busca devolver en la mayor medida posible la soberanía al ciudadano. En concordancia con esos Principios, el funcionamiento del Movimiento se instrumentará como sigue:

DE LOS ADHERENTES

Art. 2 Reside en los adherentes la soberanía del Movimiento, esta podrá ser ejercida toda vez que sea convocada en la Asamblea Ciudadana Virtual, de ahora en mas ACV.
Art. 3 Serán adherentes al Movimiento, los habitantes del Uruguay, mayores de 16 años, que adhieran y suscriban a su Declaratoria de Principios.
Art. 4 La adhesión al Movimiento será por escrito, exhibiendo la credencial cívica o de no poseerla, el documento de identidad, ante cualquier adherente ya registrado. El adherente que recabe tal nueva adhesión deberá tramitarla frente a cualquier miembro de la Comisión Administrativa, de ahora en mas CA, en el plazo de 10 días hábiles, la que le dará, de constatarse su habilitación, el alta en los medios telemáticos a efectos de que pueda ejercer plenamente sus derechos, asi como un certificado de adhesión.
Art. 5 El registro será de manejo interno del Movimiento, la adhesión solo podrá hacerse pública a solicitud expresa aprobada por mayoría de la ACV o por voluntad propia.
Art. 6 La desafiliación deberá solicitarse por escrito ante la CA, haciéndose efectiva una vez dada la baja en los mecanismos telemáticos utilizados.
Art. 7 Perderá la calidad de adherente todo aquel que deje de estar habilitado para votar o sea expulsado por mayoría del total de votantes de la ACV solicitada por no menos de 1 % del registro de adherentes, fundada en: violación de los Principios del Movimiento o de la presente Carta Orgánica, manifiesta in conducta o pertenencia a otro partido o movimiento de carácter político partidario.
Art. 8 Todo adherente tiene derecho a proponer iniciativas y votarlas en la ACV. Tiene asimismo derecho a no participar, dejando la decisión en manos de aquellos adherentes que se sientan capacitados para decidir en los temas en cuestión. Todo adherente tiene derecho a ser elector y elegible de la CA, de los Voceros del Movimiento, o de cualquier otro órgano que pudiera crearse.
Art. 9 Todo adherente tiene obligación de informarse en los temas en que decida votar, así como de contribuir a la formación de los demás ciudadanos en la medida de sus capacidades, de manera de lograr una mayor democratización de la decisión ciudadana. Asimismo deberá orientar su esfuerzo a difundir y mejorar esta herramienta de participación.

DE LA ASAMBLEA CIUDADANA VIRTUAL

Art. 10 La única autoridad del Movimiento es la ASAMBLEA CIUDADANA VIRTUAL, la ACV, integrada de pleno derecho por todos los adherentes del Movimiento.
Art. 11 La ACV es el órgano soberano de gobierno del Movimiento, en ella reside en forma intransferible la decisión del mismo. Los temas a tratarse, posibles candidaturas, proyectos de reforma constitucional, así como cualquier otra iniciativa, serán decisión de la ACV.
Art. 12 No existen en el Movimiento autoridades en el sentido tradicional del término, no hay presidente, ni vicepresidente, ni secretarios, ni ningún otro cargo que pueda significar representación, todos los adherentes tienen la misma autoridad y su voto pesa igual sin considerar distinción alguna. Sobre la marcha y de acuerdo a las necesidades, la ACV podrá crear las estructuras o cargos nominativos que entienda necesarios para adecuar su estructura a los requerimientos legales existentes al momento de su presentación. Solo podrá hablar en nombre del Movimiento quien la ACV designe a tales efectos y su representatividad no pasa de ser la voz de su decisión.
Art. 13 Se “asistirá” a la ACV y se expresará opinión votando a través de las redes telemáticas disponibles. Se tomarán los máximos cuidados posibles para evitar distorsiones e intromisiones en el sistema, garantizando su transparencia.
Art. 14 La ACV podrá reunirse en forma virtual, presencial o combinada, de realizarse una votación presencial o combinada se buscará asegurar el carácter libre y secreto del voto.
Art. 15 Reside en la ACV la potestad de cambiar, por mayoría de inscriptos, tanto los términos de este estatuto, como la conformación de cualquiera de los órganos creados o por crearse. La modificación de la Declaratoria de Principios requerirá de una mayoría especial de 3/4 de todos los inscriptos.

DE LAS PROPUESTAS

Art. 16 Todo adherente podrá presentar propuestas en cualquier momento.
Art. 17 Para que una propuesta sea considerada por la ACV deberá contar con la conformidad del 1% del total de inscriptos dentro de los 60 días calendario.
Art. 18 Reunido ese porcentaje, se abre un plazo de 30 días calendario para la presentación y discusión de propuestas alternativas que deberán reunir así mismo el 1% de conformidades.
Art. 19 En caso de que las propuestas vengan desde el Parlamento, los Representantes obtenidos en la contienda Electoral, deberán poner inmediatamente a consideración de la ACV el tema, a efectos de que se discutan y eventualmente se presenten propuestas alternativas que deberán contar con un aval mínimo de 10 conformidades. En este caso el plazo de consideración y presentación de nuevas propuestas se reducirá a 10 días y el de votación a 5 días. De resultar este plazo insuficiente, el mismo deberá solicitar un plazo mayor, de no obtenerse, deberá abstenerse de votar.
Art. 20 La reconsideración de un tema requerirá que sea solicitada por un número de conformidades igual al que la aprobó.
Art. 21 De superponerse un número de temas superior a cinco, se los irá tratando en orden temporal de presentación, de manera que no estén en proceso mas de cinco a la vez. Las propuestas provenientes de Parlamento tendrán prioridad y se considerarán además de las cinco que pudieran estar en proceso.
Art. 22 Toda propuesta, para ser tratada en la ACV, deberá indicar su carácter de: interna al funcionamiento del Movimiento, ejecutiva nacional, ejecutiva departamental, legislativa nacional, legislativa departamental, proyecto de reforma constitucional o referéndum.
Art. 23 La propuesta de “Plan de Gobierno” resultará de la suma de las iniciativas aprobadas por la ACV, desde el último acto de elecciones nacionales, hasta el momento de presentación del Plan propuesto.

DEL VOTO

Art. 24 El voto en la ACV podrá ser ejercido en forma libre, secreta y voluntaria, por todo adherente habilitado, cada vez que se abra una instancia decisoria.
Art. 25 La votación podrá realizarse desde la página Web del Movimiento, usando el usuario designado y una contraseña que asegure la inviolabilidad del voto, así como su carácter de secreto y único. Asimismo, podrán instrumentarse otros mecanismos telemáticos como por ejemplo telefonía, urnas electrónicas o cualquier otro mecanismo equivalente que asegure las condiciones del voto arriba mencionadas.
Art. 26 Terminado el plazo de presentación de propuestas se abre un plazo de 10 días calendario para la votación de las mismas. La propuesta ganadora lo será por mayoría absoluta de votos, de no conseguir ninguna ese apoyo, se irá a una segunda vuelta entre las dos mas votadas, durante los 5 días siguientes, resultando ganadora la mayoritaria.
Art. 27 Los mecanismos mencionados en los artículos 24 25 y 26 refieren al funcionamiento de la ACV. El voto en las elecciones departamentales o nacionales se regirá por lo dispuesto constitucionalmente. O sea… Nada de errarle, el día de las elecciones vaya y ponga nuestra lista en la urna, solo así se asegura que durante el siguiente período legislativo Ud. podrá representarse a si mismo.
Art. 28 Tendrá suspendido el derecho a votar en la ACV quien no este inscripto en el registro cívico nacional o no este habilitado para votar. Asimismo, quien haya adherido luego del acto eleccionario nacional, de haberse obtenido representantes, hasta los dos años antes de las siguientes elecciones legislativas.

DE LA COMISIÓN ADMINISTRATIVA

Art. 29 Dada la imposibilidad de la ACV de presentarse en pleno para cualquier acción, se crea un órgano, la COMISIÓN ADMINISTRATIVA, la CA, que sirve de nexo entre la realidad virtual y las entidades u organismos con que deba relacionarse el Movimiento. Esta Comisión no representa al mismo, solo administra su funcionamiento. La soberanía reside en forma intransferible en la ACV, sus mandatos son imperativos para la CA.
Art. 30 Serán sus funciones: dar altas y bajas de adherentes, proponer el orden del día, realizar gestiones, informar a los medios, contratar servicios por licitación abierta con un mínimo de tres propuestas, en especial, la seguridad informática necesaria para asegurar la confiabilidad de los mecanismos utilizados, todo ello siguiendo los mandatos de la ACV.
Art. 31 La CA se integrará por 7 miembros, elegidos por la ACV una vez al año. Todo integrante de la ACV podrá postularse para integrarla en el correr de mayo de cada año. Durante el correr del mes de junio de cada año, cada integrante de la ACV podrá dar su voto hasta por 7 postulantes a la CA. El 1 de julio se proclamarán los 7 que más votos hayan recibido, entrando en funciones 10 días después. La suplencia se regirá por el sistema preferencial.
Art. 32 La ACV podrá remover integrantes de la CA, de acumularse un número de voluntades en ese sentido igual o mayor que el número de votos que lo promovió.
Art. 33 Los miembros de la CA podrán reelegirse un máximo de 3 años consecutivos. La función es honoraria y no da prerrogativas de representación.
Art. 34 Las decisiones de la CA se tomarán por mayoría de los asistentes a sus reuniones y requerirán un mínimo de tres votos, que será además el quórum mínimo para sesionar.
Art. 35 Las sesiones se realizarán como mínimo una vez al mes, podrán ser presenciales, virtuales o combinadas. La falta injustificada por mas de tres sesiones corridas, o cuatro en el correr de seis meses significará la sustitución automática por quien le suceda en orden de mas votados.
Art. 36 La CA administrará los ingresos del Movimiento que resulten de:
- Contribución obligatoria de los Voceros
- Donaciones y colectas
- Pago por parte del Estado en función de la votación obtenida.
- Cualquier otro ingreso de procedencia legítima.

DE LOS VOCEROS

Art. 37 Serán Voceros del Movimiento todos aquellos adherentes que ocupen cargos electos o designados a tales efectos.
Art. 38 La elección de candidatos a Voceros Presidente y Senadores, resultará de una ACV nacional, convocada a ese propósito, cuya votación culminará 60 días antes de la fecha límite de presentación de listas para elecciones internas fijada por la ley. Durante 60 días se presentarán candidaturas, el precandidato deberá manifestar su consentimiento. Concluido ese plazo se abre una etapa de 30 días de discusión y finalmente una instancia de 10 días de votación. A partir del resultado de la misma se realizará una lista única siguiendo el orden preferencial, el adherente mas votado será candidato a Presidente y simultáneamente a primer Senador, el segundo será candidato a Vicepresidente y a segundo Senador y sucesivamente hasta completar el número de Senadores indicado por la ley.
Art. 39 La elección de Voceros candidatos a Representantes, resultará de una ACV departamental, convocada a ese propósito, simultánea y con los mismos mecanismos y plazos descriptos en el Art. 38. A partir del resultado de la misma se realizará una lista única siguiendo el orden preferencial.
Art. 40 La elección de Voceros candidatos a Intendente y Ediles, resultará asimismo de una ACV departamental convocada a ese propósito, cuya votación culminará 60 días antes de la fecha límite de presentación de listas. Se confeccionará una lista única siguiendo el orden preferencial, el adherente mas votado será candidato a Intendente y a primer edil y sucesivamente hasta completar el número indicado por la ley.
Art. 41 Los Voceros a desempeñar otros cargos deberán tener reconocida idoneidad técnica. La propuesta podrá provenir de la ACV o de quien haya resultado gobierno, pero en todos los casos deberán ser autorizados por la ACV.
Art. 42 La primer obligación de los Voceros es mantener informada a la ACV de todos los temas que se estén tratando en los ámbitos de sus competencias, volcándola a los foros y otros medios disponibles.
Art. 43 Realizada la votación de las propuestas, los Voceros presentarán la propuesta mayoritaria como propia. En ningún momento el Vocero podrá exponer sus puntos de vista personales, deberá limitarse a transmitir la decisión de la ACV y sus argumentos.
Art. 45 Todo candidato a Vocero deberá presentar junto con su candidatura una renuncia previa que podrá ser solicitada por la ACV en caso de incumplimiento de sus mandatos o de la presente Carta Orgánica. Tal renuncia se hará efectiva por mandato mayoritario de la ACV por parte de la CA, quedando en su lugar el siguiente candidato mas votado. En caso de que el Vocero desconozca esa renuncia, la CA solicitará al cuerpo competente el juicio político, buscando a través del mismo su remoción.
Art. 46 El ejercicio del cargo de Vocero es incompatible con cualquier otra actividad laboral salvo la docencia.
Art. 47 Los Voceros cobrarán por el desempeño de su labor un máximo de 15 salarios mínimos, todo lo que supere dicha cifra deberá volcarse al Tesoro partidario.
Art. 48 Quienes hayan resultado electos Voceros, al asumir su condición, dejarán de integrar la CA, siendo sustituidos por aquellos que sigan en orden preferencial.

CONSIDERACIONES FINALES

Aún cuando pueda parecer exageradamente simple la mecánica propuesta, es la que entendemos más adecuada para los fines perseguidos, minimiza la burocracia y pone la decisión en manos de todo el que desee participar, propone una estructura horizontal y maleable, adaptada a las necesidades cambiantes de nuestro tiempo. La flexibilidad es una condición indispensable para un movimiento de estas características. No obstante, esto no implica una menor responsabilidad de quienes la integren sino más bien un profundo compromiso por lograr el funcionamiento más simple y transparente posible de la institución naciente.